Dormir en barco: los mejores consejos

tipps for sleeping on a boat

Vacanciones en barco es una experiencia a la que hay que acostumbrarse. Algunos pueden dormir en un barco a pierna suelta en mitad del océano, pero hay otras personas que padecen de insomnio y no consiguen relajarse del todo. Esto es bastante normal ya que dormir en barco requiere de una atención extra para sentirnos totalmente relajados. La seguridad y la comodidad son las dos prioridades principales en las que tenemos que trabajar para que la experiencia de dormir en barco sea una experiencia placentera.

1. Conoce tu barco

Sentirte familiarizado con tu barco y por tanto con el espacio que va a ser tu “casa”, es fundamental ( y también muy obvio). Conocer donde está ubicado todo en tu barco le da a tu mente una sensación de bienestar y seguridad que agradecerá. Nuestro cerebro tan sólo necesita un mapa espacial del entorno para sentirse como en casa.

rent a sailboat in Greece

2. Elegir una buena ubicación

Encuentra un área protegida y acogedora que te brinde aguas tranquilas y te resguarde de fuertes vientos. Si optas por alquilar un yate en España o el alquiler de barco en Grecia, podrás encontrar fácilmente  una cala o ensenada, que son muy buenos lugares para dormir, por bonitos y por estar muy protegidos

3. Prepararse para emergencias

El factor más importante que te harán dormir en barco a pierna suelta, será sentirte seguro. Por eso debemos estar preparados para todo tipo de emergencias. Manejar un barco es una gran responsabilidad que no termina cuando te vas a dormir. Antes de acostarte revisa todos los puntos importantes.

Lo básico es consultar el clima meteorológico de la zona y los días en una fuente fiable, así ninguna tormenta te sorprenderá y podrás estar preparado. Recuerdo una noche al alquilar un yate en Croacia, estábamos anclados en una cala de la costa del Adriático y nada presagiaba que se acercaba una tormenta. la noche era apacible y no le prestamos mayor atención, hasta que despertamos en mitad de la noche en mitad de una gran tormenta con agua entrando al barco. 

El equipo de seguridad más importantes de un barco es el ancla. Asegúrate que es del tamaño y tipo apropiado para tu barco.  Pasa un tiempo probándola hasta que te sientas cómodo y confíes en ella.

Asegúrate una luz de navegación con una buena lámpara duradera para las horas de oscuridad. Otra buena idea es contar con una alarma de ancla que nos avisará de que nos estamos moviendo si las condiciones son malas.


El uso de equipos como un detector de monóxido de carbono te ayudará a sentirte seguro cuando uses por ejemplo un aire acondicionado.

Una alarma de sentina también te será útil para no despertarte en mitad de la noche y descubrir que el agua ha inundado tu barco.

Si necesitas mandar una señal de socorro en caso de emergencia es muy aconsejable llevar una radio marina.


privat yacht sailing

4. Guarda todos los objetos sueltos

Son los pequeños detalles los que pueden arruinarte una noche durmiendo en un barco. Imagínate que esos  objetos como bolígrafos, tijeras o botellas de agua empiecen a rodar y caerse de mesas y encimeras en mitad de la noche. Las bolsas de plástico son muy útiles en estos casos. Evitan además que los objetos se mojen.

5. Consume alcohol de forma segura

A todos nos gusta disfrutar de una copa de vino o licor a bordo de nuestra embarcación para celebrar la vida. Pero recuerda que el consumo desmedido de alcohol puede causar situaciones desagradables y ser motivo de descuidos. No pongas en peligro tu seguridad y practica el consumo moderado de alcohol.

Party cruise with friends

6. Construye tu “nido”

Prepara tu camarote para dormir como si fuese un nido apacible y mullido. En primer lugar, hay que prestar atención al colchón donde vas a descansar. Una buena superficie donde descansar siempre es muy importante, tanto en casa como en tu barco. Cada cual tiene sus preferencias: más duros, más blandos, etc… Encuentra el que mejor te venga.
Cambia las sábanas regularmente. No imaginas la cantidad de arena y sal que logra colarse hasta tu camarote hasta que no lo vives. Dormir entre sábanas limpias es infinitamente más placentero y relajante que hacerlo sobre granitos de arena.

No tener una cabina ni muy fría ni que se recaliente también es súper importante para no despertar sudando en mitad de la noche. Chequee cómo controlar la temperatura y mantener ventilado tu camarote.

7. Lleva ropa de dormir cómoda y caliente

Aunque estés durmiendo en una isla del mediterraneo o en Florida, siempre suele refrescar a las noches, sobre todo junto al mar. Así que no olvides llevar alguna sudadera, pijamas o ropa cómoda para dormir y también alguna manta. Otra gran idea es llevar un saco de dormir en lugar de mantas. Además, con esta opción y en una noche realmente placentera llena de estrellas, quizás te apetezca dormir en cubierta contemplando la noche. Pocos placeres en el mundo son tan apetecibles.

Gastbeitrag: Die Insel Nisyros

Muchas gracias por este artículo a nuestro autora invitada: Sonsoles Lozano.